La epigenética conductual nos lleva a la explicación científica de cómo nos condicionan en nuestra vida las experiencias vividas por nuestros antepasados , y desde esta visión   cobra mucha más importancia  el estudio y análisis de nuestro sistema familiar o árbol genealógico .

La epigenética es el estudio de las modificaciones en las expresiones de los genes que no obedecen a una alteración en la secuencia del ADN , estas modificaciones se heredan y se pueden mantener en el linaje celular durante muchas generaciones.

La epigenética nos demuestra como queda guardada la información de las experiencias traumáticas vividas, de los acontecimientos más dolorosos,  quedando  guardado en el inconsciente biológico cualquier dolor o emoción reprimida que no se pudo gestionar o dar una solución en su momento, trasmitiéndose de generación en generación hasta que otro descendiente del sistema familiar pueda expresarlo y así sanar esta información.

terapia transgeneracional barcelona

Nuestras vidas pueden ser en la actualidad la consecuencia de esta información heredada, por ejemplo si una bisabuela ha vivido, lo sepamos nosotros o no, una experiencia traumática con relación a los hijos,  como la pérdida de alguno de ellos, muerte en el parto, exceso de hijos, abandono por parte de su pareja o pérdida de la pareja, según como haya vivida está experiencia y si por cualquier razón ha reprimido su dolor o emoción, el inconsciente biológico ha podido grabar que tener hijos es peligroso, o que es un no poder vivir su propia vida o  representa  sufrimiento  y esta información puede tener la consecuencia de que en la actualidad su descendiente no pueda o no quiera tener hijos.

Esta memoria inconsciente heredada nos puede llevar en nuestra vida actual a situaciones limitantes y repetitivas, también a enfermedades, conductas adictivas, problemas de pareja, de relaciones o laborales, incluso a problemas económicos.

Por lo tanto cuando antes tomemos conciencia de esta información que llevamos heredada en nuestro ADN, antes podremos liberarnos de ella y así ser dueños de nuestra propia vida.